+34645774499 maxi@maxisilvestre.com
Seleccionar página
Parece que esta segunda ponencia de la mañana en este congreso de marketing educativo, aumenta un poco el feedback del auditorio. Sube la intensidad y la pasión a la hora de transmitir la importancia cuando hablamos de dirección de centros educativos desde el liderazgo. Apunta Luis Navarro consultor internacional en Valencia que dirigir implica convencer. Mandar vs. dirigir. Si nos acostumbramos a que nuestro claustro solo reciba órdenes, crearemos equipos controlados, supeditados y poco proactivos. Dirigir por tareas sin compartir objetivos, implica que el director empuja o arrastra al resto del equipo, pero si el director no prevé algo, nadie lo hará, porque carecen de autonomía. En una dirección por objetivos, conseguimos «hacer hacer» a nuestros equipos de trabajo. Motivando, conseguimos transmitir las necesidades del proyecto de centro y el equipo de trabajo sabe lo que se espera de ellos. Además todo el mundo se siente ubicado y sabe para que sirve lo que está haciendo. Además en la dirección por objetivos el director puede dedicarse a sus funciones y responsabilidades propias de su puesto: planificar, supervisar, motivar…
Como implantar la dirección por objetivos en nuestro centro:
1- Tener claros MVV y objetivos del centro.
2- Identificar los aspectos clave para establecer una relación entre los objetivos de estos colaboradores y las necesidades del centro.
– pueden establecerse objetivos individuales o grupales.
– pueden ser objetivos finalistas o instrumentales (no aportan valor directo pero me ponen en el camino de obtenerlo)
– Objetivos coherentes, congruentes, concretos, cuantificar les y MEDIBLES, concordantes, ambiciosos y realistas («Mandar implica dar órdenes que se pueden cumplir» El Principito.)
3- Establecer y concretar los objetivos con el equipo docente. Secuencias la realización.
4- Delegar el cumplimiento de los objetivos. ( se delegan objetivos y responsabilidades, no tareas. Hay que comprender que los equipos no realicen las cosas tal y como nosotros lo haríamos)
El director no tira del carro, debe conducirlo.

Recibe las noticias nuevas

google-site-verification: google8dfb56e183012381.html