Muchos centros escolares de la provincia de Valencia, lucen sus vallas publicitarias en época de matrículas. Sería el equivalente a pedirle los apuntes al “responsable de la clase” la noche de antes justo de saber que tienes que presentarlos.
Otorgando el beneficio de la duda, entenderé que ésta actitud forma parte de un cuidado plan de marketing, y no de una acción desesperada viendo que no se cubren las plazas esperadas.
Algunos de estos centros de educación mantienen una política de promoción y posicionamiento de su marca, con diferentes acciones de marketing y publicidad, como por ejemplo el Colegio Cumbres de Godella, o no podemos olvidar al Colegio Entrenaranjos, un centro de titularidad privada ubicado en la localidad de Riba-Roja del Turia que en la pasada campaña de matrículas nos sorprendió con una acción de “marketing de guerrilla” en el centro comercial Heron City. Para otros, como el Iale School La Eliana, del grupo Elian’s, o los centros de educación infantil Hada, la publicidad en vallas cerca de sus zonas de influencia, son una constante a lo largo del curso. Por último, algunos centros, especialmente de educación infantil, Redolins o el recién llegado Parque Técnológico, se están acercando hacia las más primitivas técnicas del marketing, muy probablemente ahogados por la crisis, la competencia incipiente, y los ajustes en los precios de algunos centros competidores. 

¿Pero es esta la mejor forma de llegar a los potenciales clientes?
En muchos de los casos, el esfuerzo no va a ser rentable. Otras estratégias de marketing mucho más focalizado al cliente, provocarían mejores ratios de éxito.
Aquí es donde la necesidad de un Plan de Marketing, y unas acciones concretas, estratégicamente diseñadas, nos pueden facilitar mucho nuestra labor de captación de alumnos. Son muchas las herramientas que debemos de controlar hoy en día, desde las más tradicionales como los mass media, hasta las más innovadoras como las redes sociales, sin olvidarnos de opciones como la Publicity, la participación en ferias o clásico buzoneo; todo esto deprisa y corriendo porque me han pillado con los deberes sin acabar.
Recibe las noticias nuevas

google-site-verification: google8dfb56e183012381.html