Marketing educativo: Tendencia en educación

El marketing educativo además de mejorar la imagen, comunicación y posicionamiento, puede ayudar a una mejora intrínseca de la opción pedagógica de los centros.

Desde hace poco tiempo, viene irrumpiendo con fuerza en el panorama del marketing y la educación esta especialización del marketing dedicada al sector educativo.

Los cambios

Una de las principales novedades de dicha rama radica en la extensión al mercado de los centros educativos de educación no superior, es decir, centros de educación infantil, educación primaria, secundaria (ESO) y bachillerato. El ámbito universitario es un área más trabajada anteriormente en este sentido.

La otra novedad habla de la titularidad de los centros que, progresivamente en pocos años, ha ido viajando desde los centros privados, hacia los concertados y llegando en la actualidad a ser de interés incluso para los centros públicos.

Causa o consecuencia del panorama educativo y social en España (crisis económica, política, inestabilidad en educación, falta de innovación…) es la consolidación por ejemplo de un congreso nacional especializado en marketing educativo, EDUKETING en su próxima 6ª edición, o la aparición o consolidación de especialistas consultores en el sector educativo.

Los nuevos profesionales del marketing educativo, con formación y experiencia en ambos campos, el marketing y la formación reglada, acompañan a los centros en el proceso de implantación de su plan de marketing. Con ellos los centros pueden mejorar su comunicación, la captación de familias y la fidelización de alumnos, así como iniciar un proceso de replanteamiento interno profundo.

Qué buscan los centros en el marketing educativo

Las principales estrategias de consultoría, en paralelo a la sensibilización y formación,  que se están desarrollando ahora mismo en los centros educativos responden al desarrollo de estos aspectos, que suelen ser los más descuidados:

  1. Posicionamiento o reposicionamiento del centro educativo. Con un posible reenfoque didáctico.
  2. Sistematización del proceso comunicativo (especialmente externo) para la difusión de marca y la comunicación efectiva. Específicamente en el ámbito social media.
  3. Captación de nuevos clientes (familias).
  4. Actualización de la imagen corporativa alineada con el nuevo posicionamiento del centro educativo y actualizada y rejuvenecida.
  5. Desarrollo del plan comercial y/o de atención al cliente, especialmente en el proceso de matriculación y día de puertas abiertas.

marketing educativoMarketing educativo: motor de mejora educativa

Así pues el marketing educativo pretende contribuir al cambio en la educación, tan socialmente demandado en estos tiempos revueltos, mejorando tres aspectos:

  1. Difusión de las buenas prácticas:El ámbito comercial, es decir la capacidad de llegar a las familias de forma más efectiva y precisa, realizando una mejor explicación de cómo de bien se educa hoy en muchos de nuestros centros educativos.
  2. Mejora tecnológica y comunicativa: Aumento de las herramientas de comunicación de colegios, centros de educación infantil, institutos… que en muchas ocasiones provoca un cambio en los docentes y su incorporación en la didáctica del aula.
  3. Reflexión global y actualización:La última y en este caso sí, la más importante. El “producto” en este caso el servicio, ya que la autoevaluación y replanteamiento profundo que realizan los centros (recordamos que marketing no es solo publicidad, es análisis, evaluación, comparación, estudio, planificación, estrategia…) les ayuda a mejorar o ampliar los servicios educativos que ofrecen, lo que siempre acaba mejorando la calidad educativa y los resultados académicos.

google-site-verification: google8dfb56e183012381.html