El mejor plan de marketing educativo para un centro es, sin duda, un equipo de docentes sin rivales en el sector. Profesores y maestros, tutores… son la cara visible en el día a día de cualquier colegio o escuela. El centro que apueste por una selección de personal diferenciada, que piense y cree perfiles ajustados y alineados a su estrategia y proyección, construirá acompañado de una buena capacidad de gestión de los trabajadores, un elemento de valor inigualable. Y de que tipo de maestro o profesor hablo. Vamos a ponernos un poco más romántico.

EVOLUCIÓN EDUCATIVA

En la época en la que el acceso al conocimiento era un valor diferenciador, tenía excusa la existencia de charlas aburridas, profesores magistrales y memorizaciones interminables.

Hoy por hoy, los contenidos, los conceptos, y en gran modo el conocimiento, está al alcance de casi cualquiera que se lo proponga. Está en internet, al alcance de unos pocos cliks bien encaminados. Por eso hay que empujar de nuestro sistema educativo a aquellos modelos obsoletos de profesores que no pretendan adaptarse a las necesidades futuras de sus alumnos.

[Tweet “ADIÓS MAESTRILLOS, HOLA LÍDERES”]

ADIÓS MAESTRILLOS, HOLA LÍDERES

Realmente no sabemos al 100% lo que nuestros alumnos de hoy necesitarán en un futuro, no sabemos como será exactamente la sociedad que vivan, la nueva economía y la nueva era del conocimiento digital, pero si que sabemos qué modelos están caducos.

Además también podemos asegurar ciertas cualidades que en un futuro próximo necesitará cualquier hombre y mujer, que quiera desarrollarse en un mundo profesional y tecnológico en constante cambio y evolución.

 REIVINDICACIONES DEL ALUMNO A LOS MESTROS

Hola profe,marketing educativo

  • Quiero que seas para mi una persona de referencia.
  • Quiero que me cautives y que me embauques con tus historias.
  • Quiero que me enseñes a navegar entre el conocimiento. A discernir una información de otra, a pensar en la fuente y el interés oculto.
  • Quiero empaparme de tu carisma, de tu valentía a afrontar nuevos retos. No rendirme y no decir no.
  • Quiero ver en ti que nada es imposible si lo intentas.
  • Quiero volar a mundos fantásticos de tu mano, y aprender a llevar a otros a mundos imaginarios.
  • Quiero encontrar mil caminos diferentes para llegar al mismo punto final. Que será, si yo quiero, punto y seguido.
  • Quiero que te pringues de pintura conmigo, te disfraces y te maquilles. Que hagamos juntos el loco y que me enseñes que es la libertad. Pero también que me muestres cómo ser serio y responsable, educado y coherente, siempre sin miedo a nada.
  • Quiero que pienses en mi a todas horas, y que te estrujes el cerebro para llevarme al lugar dónde puedo obtener lo mejor de mi.
  • Quiero que seas quien grite ¡ya! Cuando salte fuera de mi zona de confort.
  • Quiero reír y llorar, gritar y disfrutar del silencio.
  • Quiero que aprendas conmigo, que crezcas conmigo, que nos sorprendamos juntos y que creas que seré capaz de cambiar las cosas que tú no supiste cambiar del mundo.
  • Quiero que me mires sin etiquetas, sabiendo que dentro de mi hay miles de cualidades que juntos seremos capaces de explotar. Que veas donde otros no ven. Que sienta que puedo confiar en ti y no me falles.
  • Quiero que seas intenso, que me pidas el 110%, porque me des el 120%.
  • Soñar, quiero que me hagas soñar.

Photocredit: freeimages


google-site-verification: google8dfb56e183012381.html